Probamos Haven: así es la app que convierte tu móvil en un dispositivo de vigilancia avalada por Snowden

Probamos Haven: así es la app que convierte tu móvil en un dispositivo de vigilancia avalada por Snowden

Publicidad

Aplicaciones de seguridad para Android hay muchas, un par de búsquedas rápidas en Google Play nos sirven para encontrar alternativas de todo tipo. El problema es que pocas son efectivas, a pesar de que sus premisas sean siempre de ser las mejores opciones posibles. La semana pasada una de ellas, Haven, logró colarse en la actualidad mediática por una sencilla pero poderosa razón: contaba con el visto bueno de Edward Snowden.

Que el filtrador del sistema de vigilancia masiva PRISM y antiguo consultor de la CIA y la NSA de su visto bueno a una aplicación es un motivo de suficiente peso para fijarse en ella. Ahora bien, ¿es un argumento sólido para apostar por ella? La hemos probado durante varios días como sistema de vigilancia para casa y también, de manera más concreta, para una habitación y estos son los resultados que hemos tenido.

¿Qué hace Haven y cómo funciona?

Haven parte del principio de que nuestro smartphone tiene mucha tecnología y no le sacamos todo el potencial que tiene. Dicho de otra manera: la aplicación emplea los sensores y las cámaras como sistemas de seguridad y no como herramientas de entretenimiento, como solemos utilizar en la mayoría de las ocasiones. Siendo más específicos, la app se basa en lo siguiente:

  • Sensor de movimiento: para cuando alguien coja nuestro móvil o se detecte un golpe sutil sobre él.
  • Sensor de ruido: utilizando los micrófonos, Haven detectará cuando se produce ruido.
  • Sensor de imagen: la app utilizará cualquiera de las cámaras de nuestro teléfono para detectar cuándo pasa alguien o algo por delante.

Cualquier tipo de información que entre por cualquiera de estas tres vías creará una alarma y un registro que posteriormente podremos consultar o recibir al momento por mensaje de texto. Cuando se produce una detección, Haven lo captura de manera silenciosa. En ningún momento quiere ser una típica alarma sino que busca ser un observador sigiloso para cuando alguien quiere entrar a nuestra casa o una habitación muy concreta.

Una vez instalamos la aplicación, Haven nos llevará por un pequeño tutorial donde nos enseñará a configurar paso a paso cada uno de los sensores. En el caso del micrófono y el sensor de movimiento ofrece la opción de poder calibrar la sensibilidad para que o bien detecte cualquier mínima variación para evitar que se vuelva loco con cualquier cambio y nos cree un montón de avisos de detección.

Haven Tutorial

Para notificarnos cuando hay un intruso, Haven envía un SMS gratuito para informarnos con la hora donde se ha producido la detección. El aviso es prácticamente instantáneo por lo que si necesitamos maniobrar o tomar medidas rápido podremos hacerlo. No hace falta que el Android que haga de "guardia de seguridad" tenga una tarjeta SIM, con que esté conectado por WiFi será suficiente.

La app está en castellano y el tutorial es lo suficientemente intuitivo para seguirlo sin mayor problema, quizá lo más confuso es entender bien cómo funciona la calibración y que encontremos con el punto perfecto para que funcione correctamente. Una vez configurada vamos a darnos cuenta de una cosa que muy probablemente hayamos omitido hasta ahora: es necesario que tengamos dos dispositivos.

Haven nos requiere tener dos Android (uno de ellos con la app instalada y funcionando) para que el sistema de seguridad que nos propone funcione.

Hace un rato hablábamos de cómo Haven se basaba en usar la tecnología de nuestro Android para emplearla como un sistema de seguridad. La gracia de esta app es que una vez la tenemos configurada, tenemos que dejar en modo vigilancia la aplicación e irnos para que empiece a detectar cualquier movimiento o ruido por lo que no podremos llevarnos el dispositivo encima. Es decir, necesitamos tener un segundo móvil.

Esta limitación puede ser un engorro para mucha gente y sí, es comprensible que necesite el hardware como cualquier otro sistema de alarma, pero no todo el mundo tiene un segundo dispositivo (aunque sea antiguo) y configurarlo para tal propósito. De hecho, quien quiera algo así y busque una opción más barata prefiera una cámara de seguridad barata. La ventaja en el caso de Haven es que un móvil es físicamente más sutil que una cámara de vigilancia.

Ahora bien, ¿funciona?

Haven Setup

Con la teoría explicada, es hora de comentar la experiencia con la aplicación. Para las pruebas hemos hecho dos experimentos diferentes: ponerlo encima de una mesa de salón en una casa de 65 metros cuadrados y colocarlo en una mesita de noche dentro de una habitación de unos 10 metros cuadrados. En el primer caso queríamos comprobar si era capaz de detectar la entrada de gente a casa y en el segundo más específicamente si alguien entraba en la estancia donde se había dejado el móvil.

En el primer experimento la experiencia no ha sido del todo buena, se intentó hacer algo más de ruido de lo habitual a la hora de abrir la puerta y Haven no lo reconoció. En una segunda calibración para que el micrófono fuera algo más sensible funcionó mejor pero aún así fue más ruidoso de lo que se suele abrir y cerrar una puerta. Ahora bien, en cuanto nos acercamos a donde estaba el móvil y comenzamos a hacer ruido (sentarnos, coger cosas cercanas o hablar suave) los avisos llegaban sin problemas.

Si tenemos claro las funciones y limitaciones que tiene, Haven es una buena app para saber si alguien entra a una habitación sin nuestro permiso. Ahora, si buscamos algo más sofisticado y complejo, hay otras opciones.

Para la segunda prueba el enfoque era más concreto: detectar cualquier entrada a la habitación y aquí Haven lo hace bien: si se hace un poco de ruido al entrar lo detecta, en cuanto pasa una cara por delante la identifica y con las vibraciones hace un buen trabajo. Ahora, si alguien quiere ser silencioso puede esquivar la seguridad de la aplicación dejando sólo a la cámara como único guardián.

Hablando de la cámara, tras un par de pruebas con un Honor 7X y un Huawei Mate 10 no hemos detectado que sea necesario tener un gran sensor ya que lo que hace el sensor es identificar cambios, no necesita que justo una cara entera pase por delante. De este modo es muy útil dejar la habitación con poca luz o sin ella y que justo cuando se encienda una lámpara la cámara de nuestro móvil nos avise.

Haven, una aplicación efectiva en casos concretos

Snowden Haven

Tener el aval de Snowden nos dio algo de confianza pero también mucho escepticismo ¿era un reclamo más o realmente lleva su sello de aprobación con razón? Tras probar Haven vemos que es una aplicación útil pero que sólo la sacaremos provecho en casos muy concretos. Si la comparamos con una cámara de seguridad WiFi, perdemos la posibilidad de hacer un seguimiento desde un dispositivo móvil. Como hemos visto, además requiere que tengamos un Android adicional.

No todo el mundo lo tiene por lo que sólo es útil si nos sobra uno. La buena noticia es que no hace falta que sea puntero y podemos reciclar cualquier Android viejo que no usemos. Si lo que buscamos es una aplicación para detectar intrusos en situaciones específicas como saber cuándo entra alguien a nuestro cuarto o habitación de hotel cumple su cometido pero si buscamos una alarma más completa para casa, Haven se queda corta.

A su favor decir que emplea muy bien el hardware del teléfono y no limita la experiencia a tener un dispositivo puntero técnicamente para que funcione. Nos gustaría tener alguna opción más de seguimiento y poder ver a través del Android que hace las tareas de seguridad qué es lo que capta la cámara o el micrófono pero si tenemos claro para qué vamos a utilizarlo, es genial para detectar a quien se intente colar sin nuestro permiso.

Haven

Haven0.1.0-beta-5

En Xataka | Haven es la app de Edward Snowden que convierte nuestro smartphone en un completo sistema de vigilancia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados

Te puede interesar

Publicidad
Inicio

Ver más artículos

Inicio