Del plástico al metal II. La evolución del diseño en los principales fabricantes de smartphones.

Del plástico al metal II. La evolución del diseño en los principales fabricantes de smartphones.

Publicidad

El diseño siempre ha sido un elemento diferenciador entre fabricantes de telefonía móvil, y más en el nutrido panorama Android, donde hay muchos terminales de diversas marcas que funcionan con el mismo sistema operativo. Es el mismo principio de las capas visuales que integran los fabricantes: un aspecto estético que sin embargo puede suponer el éxito o el fracaso.

El reto al que se enfrentan los fabricantes es ser diferentes pero al mismo tiempo coherentes con su propia línea de diseño. Es un punto delicado ya que se corre el riesgo de caer en la repetición, pero si se innova demasiado se puede perder identidad. Ayer ya os hablamos de la evolución de los materiales en nuestros smartphones, hoy hacemos un repaso de la evolución del diseño de los principales fabricantes.

Sony

Sony Xperia Arc S

La marca nipona es un ejemplo de personalidad. Cuando todavía iban de la mano de Ericsson su línea de diseño era la Arc, terminales como el Sony Ericsson Xperia Arc S que apostaban por una forma muy inusual, con la trasera curvada hacia adentro en lugar de hacia afuera.

Xperia S Xperia U Xperia P

Después llegaron los Sony Xperia S, Xperia P y Xperia U con lo que fue el primer intento del diseño simétrico de futuras generaciones. Todavía estaban hechos en plástico y permitían sacar la carcasa trasera, pero ya se notaba ese afán por ofrecer un valor añadido en el diseño y los Xperia P y Xperia U también aportaban un toque distinto con esas mini-carcasas de colores en la parte inferior.

Xperia Z Generations

Con el Sony Xperia Z llegó lo que denominan diseño Omnibalance, una forma rectangular de esquinas marcadas, totalmente simétrica. Pero este móvil destacaba porque sus dos caras estaban cubiertas de metal y cristal y además era resistente al agua, una propiedad que durante mucho tiempo fue marca de la casa. Sony siguió manteniendo el mismo lenguaje estético con los Xperia Z1, Z2, Z3, Z4 y finalmente el Xperia Z5 y lo han modificado ligeramente con la llegada de los nuevos Xperia X.

HTC

HTC one X

Si por algo se caracteriza el catálogo de HTC es por la consistencia de sus diseños. Incluso si echamos la vista a sus primeros años hay una coherencia en el uso de las formas curvas de la que pocos fabricantes pueden presumir.

HTC 10

HTC se pasó al policarbonato con el HTC One X, demostrando que el plástico no es sinónimo de mala calidad si está bien trabajado, pero más tarde lo apostaron todo al aluminio y el diseño de su serie One más reciente es uno de los más alabados del panorama. Empezaron con el HTC One M7 y esos altavoces frontales BoomSound tan característicos para después ir afinando el diseño en sucesivos modelos hasta llegar al actual HTC 10.

Samsung

Samsung Galaxy S evolución diseño

A pesar de ser líderes del sector (o precisamente por ser líderes) Samsung fue una de las marcas que más se resistió a introducir el metal en sus smartphones. La serie Galaxy S, considerada por muchos como la referencia en el panorama Android, seguía innovando en hardware y software mientras nos ofrecían diseños de plástico tan desafortunados como el del Samsung Galaxy S5. Aquella carcasa de puntos y el marco con efecto metalizado no eran lo que se esperaba de un móvil que costó 700 euros en su lanzamiento. Lo que sí tenía es que era resistente al agua, algo es algo.

Samsung Galaxy S6

Samsung dio un golpe en la mesa con los Samsung Galaxy S6 y demostraron que si quieren, pueden. El Samsung Galaxy S6 edge estrenó un flamante diseño de pantalla curva con marco de metal (auténtico esta vez) y cristal cubriendo las dos caras. Aunque eso sí, por el camino se perdió la ranura para tarjetas MicroSD y la resistencia al agua, dos detalles que recuperaron con los Samsung Galaxy S7.

LG

LG G3

No sabemos si es una manía de los surcoreanos pero a LG también le costó dejar el plástico. De hecho lo hicieron este mismo año cuando nos mostraron el LG G5, pero hay un motivo tras ello. A diferencia de sus compatriotas, en LG defendían la posibilidad de poder extraer la batería manualmente, así como la ranura MicroSD.

LG G4

Con el LG G3 nos colaron una carcasa de plástico con acabado metálico que daba muy bien el pego y ya con el LG G4 se pasaron a una carcasa de plástico cubierta de cuero.

LG G5

Después de estos experimentos llegó el LG G5 y su ingenioso diseño que permite sacar la batería por la parte inferior como si fuera una especie de cartucho, todo manteniendo el material de moda: aluminio en construcción unibody.

Huawei

Huawei Ascend P6

Huawei es una marca que en cuestión de cuatro años ha crecido hasta situarse entre los grandes. Sin embargo, a pesar de que hasta hace poco sus móviles eran significativamente más económicos que los de la competencia, Huawei siempre ha cuidado el diseño en su gama alta.

Huawei P9

En 2013 nos sorprendieron con el Huawei Ascend P6, que ya contaba con un chasis ultrafino con estructura de metal. Actualmente, las series P y Mate de Huawei son sinónimo de diseño premium, claro que los precios han subido y el actual Huawei P9 cuesta sobre 500 euros.

Así ha sido la evolución en otras plataformas

Nokia Lumia 920

Android es la plataforma líder, de eso no hay duda. Sin embargo, aunque sus competidores no le hagan sombra en cuota de mercado, sí que han dado alguna que otra lección en diseño. Es el caso de Nokia con su serie Lumia, que con equipos como el Lumia 920 nos demostró que el plástico también puede ser premium. Incluso los modelos de gamas más bajas como el popular Lumia 520 ofrecían un diseño con mejores acabados que la mayoría de terminales de su gama.

Nokia Lumia 925

Al principio, Nokia apostó por el policarbonato, pero más tarde empezaron a introducir marcos metálicos con equipos como el Lumia 925. La realidad es que los diseños en policarbonato tallado de los primeros modelos eran tanto o más resistente que los de aluminio, lo que demuestra que el plástico también puede ser premium si está bien trabajado.

Iphone Evolution

Lo de Apple con el aluminio es una obsesión que viene de lejos, cortesía de su jefe de diseño de producto Jony Ive. La marca de la manzana era conocida por usar el aluminio en su gama de portátiles y trasladaron esta idea al primer iPhone, ese que no llegó a España. Con el iPhone 3G sustituyeron el aluminio por una trasera de plástico y lo mantuvieron con el iPhone 3GS, pero el iPhone 4 marcó un nuevo giro en el que apostaron por un combo metal-cristal, los materiales de moda.

Oppo F1 Plus

No queremos cerrar este repaso sin mencionar a los nuevos actores. Marcas como Xiaomi, Oppo o OnePlus que a pesar de ofrecer precios más ajustados no renuncian a la integración de diseños de calidad. Sin embargo en este punto hay que mencionar ese afán por copiar a Apple, aunque poco a poco están empezando a encontrar su propia identidad.

En Xataka Android | Del plástico al metal I. Así han evolucionado los materiales en nuestros smartphones
Imagen de portada | Flickr

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio

Ver más artículos

Inicio