Google Pixel 3 XL, ¿se puede ser un tope de gama con un notch tan feo?

Google Pixel 3 XL, ¿se puede ser un tope de gama con un notch tan feo?

Publicidad

Ya tenemos el ansiado Google Pixel 3 XL, el tope de gama de Google que ya el año pasado quedó como uno de los mejores terminales del año y cuya excelencia se dejaba notar, sobre todo, en la cámara.

Google lleva muchos años trabajando para las fotografías sean excelentes y lo han conseguido. Y tener la mejor cámara es, desde luego, uno de los factores que determinan cuál es el mejor móvil del año, ya que tenemos terminales bastante económicos que tienen el procesador tope de gama como este Pixel. Sin embargo, un año más, Google ha descuidado el diseño.

Google Pixel 3 XL sigue siendo feo

El Google Pixel 3 XL es feo. Es un móvil con un diseño más parecido a un gama media que a un tope de gama. La parte trasera sigue siendo bicolor, algo que nadie copia. En un mercado en que todo se copia y rápido, que nadie se anime con los acabados bicolor deberia decirle algo a Google. La sensación que da el Pixel 3 XL es de un móvil sólido, excesivamente ladrillo y con marcos grandes. Vamos, lo que saldría en una enciclopedia si buscamos "móvil feo".

Pixel 3 Pixel 3 XL (izquierda) y Pixel 2 XL (derecha). ¿Cómo es posible que cambien los acabados de metal a cristal y siga teniendo el mismo aspecto nada atractivo?

No tiene comparación con los Samsung Galaxy, con sus facciones redondeadas y acabados de cristal (un cristal que de verdad parece cristal, no como en los Pixel 3). Tampoco con los iPhone de Apple. Y estamos hablando de sus mayores competidores. El teléfono se parece más al Pocophone, tosco, que a un móvil tope de gama que supuestamente lo tiene todo (incluso un precio elevado).

Y luego está el problema del notch. Google, tenemos un problema. El notch más famoso lo introdujo Apple para reducir los marcos al mínimo en todos los laterales y poder colocar las cámaras y altavoces frontales. Si se deja un margen inferior grande no tiene sentido poner el notch en la parte superior. Y el Pixel 3 XL debe de ser el móvil con notch con mayores bezels del mercado.

El notch no tiene sentido así

Google ha usado el notch en este Pixel 3 XL como un simple elemento estético. Es decir, Google hace un móvil ladrillo, no reduce los marcos y además le pone un notch para, supuestamente, mejorar la estética. Pero es que el notch es una chapuza a un problema técnico: la imposibilidad (de momento) de esconder la cámara debajo de la pantalla. Ponerlo por ponerlo es como tener un coche con alas: por mucho que los aviones las tengan es porque realizan una función, en un coche no y además son incómodas.

Pixel 3 Pixel 3 (izquierda) vs Pixel 3 XL (derecha). El Pixel 3 tiene unos marcos enormes para lo que se lleva ahora, pero el Pixel 3 XL además le añade un efecto rarísimo con ese notch tan grande con unos marcos inferiores brutales

Antes que añadir un notch Google debería haber mejorado el diseño en general: usar unos acabados más bonitos para la parte trasera y reducir los marcos arriba y abajo. Y entonces, y solo entonces, podría haberse planteado poner un notch (y no tan grande, por mucho que haya una doble cámara).

Un gama alta tiene que cuidar más el diseño

Google lo ha apostado todo al interior del terminal. Un móvil fluido a más no poder, con un software hiper-optimizado que no tendrá lags apreciables en mucho tiempo y una cámara que estoy seguro destacará por encima de toda la competencia como ya hizo el año pasado. ¿Es esto gama alta? Sí y no.

Gama alta también es tener un terminal bonito, que de gusto tenerlo en la mano. El diseño industrial lleva muchos años con nosotros, la gente paga más por tener coches con unas líneas más deportivas, por ejemplo. Que Google siga jugando a crear un terminal sin compromisos por dentro pero que parece soviético por fuera es algo que me llama la atención.

Para ser un gama alta de verdad el próximo Pixel tiene que cuidar más el diseño. Y creo que, vista la experiencia de otros fabricantes, no es necesario fichar a Jony Ive para lograrlo.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio