Samsung tiene una nueva solución para que la cámara frontal deje de estorbar: quitarla y poner una pantalla trasera

Samsung tiene una nueva solución para que la cámara frontal deje de estorbar: quitarla y poner una pantalla trasera

Publicidad

La carrera por llegar primero al 100% de ratio pantalla-frontal es imparable. Los fabricantes estrechan marcos, alargan pantallas y colocan soluciones como el 'notch' o como las cámaras deslizables para lograr un hito común: que el frontal del teléfono esté ocupado única y exclusivamente por la pantalla. Y ahora ha surgido una nueva idea, aunque tampoco tiene mucho de nuevo.

Meizu intentó algo muy parecido con su último Pro 7, colocando una pequeña pantalla en la trasera del teléfono para poder usar el sensor principal de la cámara como cámara para selfies. La última patente de Samsung camina en la misma dirección, y es que retirar esta cámara frontal les permitiría estirar mucho más sus Infinity Display.

Pantallas más alargadas pero adiós simetría

La pantalla trasera del Meizu Pro 7 La pantalla trasera del Meizu Pro 7

No quedan muchos fabricantes que sigan resistiendo la tentación de colocar una ceja a su pantalla en sus intentos por alcanzar el mayor porcentaje de superficie del frontal ocupado por sus paneles. Samsung es uno de ellos y las Infinity Display se sitúan en estos momentos en porcentajes superiores al 80% manteniendo una pantalla retangular, y ofreciendo móviles bastante simétricos.

La llegada de los lectores de huellas bajo la pantalla permitirá que estas Infinity Display de Samsung estiren mucho más, pero aún seguirá teniendo el problema de la cámara frontal, pues tiene que desplazarse o desaparecer. Oppo y Vivo han apostado por esconderlas en el cuerpo con sus Find X y Nex, cada uno a su manera pero compartiendo una filosofía común.

Borrando la cámara frontal de la configuración de sus teléfonos, Samsung podría llevar las Infinity Display a ocupar una mayor superficie del frontal

Ahora Samsung parece querer borrarla de su configuración, llevando una pantalla a la parte trasera del teléfono. Así, podríamos girar un Samsung y sacarnos un selfie o mantener una videoconferencia con el sensor principal, o sensores principales dependiendo del teléfono, y el fabricante podría estirar la Infinity Display hasta alcanzar porcentajes cercanos al 90%.

La patente de Samsung, ya registrada, no sólo recoge esta pantalla trasera, que ocuparía aproximadamente un 35% de la parte trasera, bajo la cámara o cámaras principales, sino también la nueva disposición de la pantalla principal. La Infinity Display que se refleja en la patente muestra asimetría, manteniendo el altavoz para las llamadas en la parte superior pero llevando el panel hasta el borde en la parte baja.

Para la retirada del altavoz frontal, Xiaomi ya desarrolló un sistema piezoeléctrico para transmitir el sonido a través del marco del teléfono, que también evolucionó en el último Vivo Nex, que ahora emite sonido a través de la vibración de la pantalla. Pero parece que en Samsung aún no toman esa decisión, o tal vez estén trabajando en ella. Mientras tanto, cabe esperar algún teléfono en el futuro firmado por Samsung y sin cámara frontal.

Vía | PhoneArena
En Xataka Móvil | Pantallas sonoras: un nuevo recurso para evitar el notch y aumentar la superficie de la pantalla

Temas
Publicidad

Te puede interesar

Publicidad
Inicio

Ver más artículos

Inicio