Wiko VIEW, análisis: el formato 18:9 ya no es sólo cosa de la gama alta

Wiko VIEW, análisis: el formato 18:9 ya no es sólo cosa de la gama alta

Publicidad

El Wiko VIEW que analizamos hoy ya llamó la anteción en el IFA de este año al convertirse en el primer phablet de la marca en añadir un diseño "sin marcos". Además de eso, hay que añadir que se apunta al formato 18:9, con todas sus ventajas e inconvenientes.

Este smartphone, como iremos viendo a lo largo de este análisis, cuenta con unas especificaciones de gama media-baja, entre las que podemos destacar su pantalla de 5,7 pulgadas con resolución HD o su procesador Snapdragon 425 acompañado de 3 GB de RAM. Veamos a continuación cuáles son sus puntos fuertes y débiles.

Wiko VIEW, especificaciones técnicas

Wiko VIEW, especificaciones
Dimensiones físicas 151.5x73.1x8.7mm
160 gr.
Pantalla 5,7 pulgadas
Resolución 1.440 x 720 píxeles, 282 ppp
Procesador Snapdragon 425
Quad-core 1,4 GHz
Procesador gráfico Adreno 308
RAM 3 GB
Memoria 16/32 GB + microSD hasta 128 GB
Versión Android 7.1 Nougat
Conectividad Wi-Fi 802.11 b/g/n/
GPS con soporte A-GPS
Bluetooth 4.2
Radio FM
LTE
Sensor de huellas
MicroUSB
OTG
Dual-SIM
Cámaras Trasera: 13 MP con autofocus, f/2.0, modo Super Pixel, flash LED de doble tono, HDR
Frontal: 16 MP con flash LED
Batería 2.900 mAh, no extraíble
Precio de salida 189,90€

El formato 18:9 beneficia al agarre del teléfono

Img 0555

El Wiko VIEW cuenta con un diseño bastante visto en otros teléfonos que, sin embargo, resulta agradable de ver. Donde sí notamos un punto diferencial respecto a otros teléfonos de la marca es en el frontal, cuyos marcos están bastante reducidos, cosa que se nota especialmente en la zona superior e inferior.

Teniendo en cuenta que es un phablet con una pantalla de 5,7 pulgadas, si uno no está acostumbrado a este tipo de teléfonos donde los marcos se reducen, resulta bastante contenido. Es algo que se agradece, sobre todo, a la hora de llevarlo en el bolsillo, pues resulta más pequeño incluso que un móvil de 5,5 pulgadas que no cuenten con un frontal "sin marcos".

WIKO VIEW

HTC U11

XIAOMI MI NOTE 3

ONEPLUS 5

PANTALLA

5,7 pulgadas

5,5 pulgadas

5,5 pulgadas

5,5 pulgadas

MEDIDAS

151.5 x 73.1 x 8.7mm

153,9 x 75,9 x 7,9 mm

152.6 x 74 x 7.6 mm

154.2 x 74.1 x 7.3 mm

Visualmente es bastante sencillo, quizás llame un poco la atención la presencia del altavoz en la parte trasera, algo que es cada vez más difícil de encontrarse, pero por lo demás es bastante común. Al tacto resulta agradable y un tanto resbaladizo, como cualquier móvil con cuerpo de aluminio.

A la hora cogerlo, sin embargo, me he encontrado con la relativa sorpresa de lo cómodo que es para ser un phablet, y aquí hay que darle cierto mérito al formato 18:9 que hace que el móvil sea más estrecho y, por tanto, más fácil de agarrar. Si a esto le sumamos la buena situación de los botones de volumen y encendido (este último cuenta con una textura diferente), tenemos un teléfono que da buenas sensaciones antes de encenderlo.

A la hora de manejarlo en el día a día, gracias a que la pantalla es más estrecha de lo convencional, nos permite llegar a más sitios, pero descartemos poder acceder a las partes más alejadas si no tienes unas manos grandes, pues estamos ante un móvil de 5,7 pulgadas, no lo olvidemos.

La falta de brillo, el único pecado de la pantalla

Img 0558

Repasando las características de la pantalla del Wiko VIEW, tenemos que su tamaño es de 5,7 pulgadas y la resolución es HD+ (1.440 x 720 píxeles), que nos arroja una densidad de 282 ppp. Esto, sobre el papel, puede parecer insuficiente, pero la realidad es que la calidad es notable.

Al mirarla de frente nos encontramos con una buena interpretación de los colores que nos hace olvidar en gran parte su "baja" resolución, no vamos a tener problemas para ver el contenido. Sí que es cierto que el brillo, por debajo del 50%, resulta un poco más escaso que en otros móviles analizados si estás en un entorno iluminado.

Img 0545

En exteriores la cosa se pone más difícil, donde incluso el brillo máximo resulta demasiado bajo como para distinguir bien lo que se reproduce en la pantalla. En cuanto a los ángulos de visión, son realmente buenos, aunque sí que notamos que los colores más claros amarillean ligeramente, pero no impedirá la visión del contenido.

Aquí quiero mencionar el que quizás sea el pricipal problema del formato 18:9, y es que muchas de las aplicaciones y juegos no se han adaptado (como podrás ver en la siguiente captura), así que, inevitablemente, habrá que acostumbrarse a las franjas negras en las zonas superior e inferior. En este aspecto habrá que esperar a que los desarrolladores decidan tener en cuenta este nuevo formato.

Captura De Pantalla 20170929 173934 Aquí puede notarse el principal defecto de las pantallas con formato 18:9

En cuanto al táctil, como ya es habitual en este tipo de móviles, tiene un funcionamiento más que correcto, con una buena precisión en los toques y una sensibilidad notable en todo momento. La pantalla habría sido todoterreno si, como mencioné anteriormente, el brillo máximo hubiera sido más alto.

Rendimiento suficiente para un usuario medio

Triocapturas 2

Normalmente, apostar por un Snapdragon como procesador es una buena idea si alguien quiere un buen desempeño en el día a día, y la presencia del Snapdragon 425 acompañado de 3 GB de RAM da unas buenas sensaciones iniciales. Para el día a día no vamos a tener apenas problemas, quizás algo de lag en los primeros minutos y al salir de aplicaciones y juegos exigentes.

En aquellas aplicaciones que más se suelen usar, como Whatsapp, las redes sociales o el correo electrónico veremos cómo el rendimiento es completamente fluido, y lo mismo puede decirse de juegos sencillos, donde nos desenvolveremos sin problemas de cuelgues, lag o cierres formzados.

El Wiko VIEW se mueve bastante bien durante el día a día con las aplicaciones típicas, aunque con aquellas que son más resistentes notaremos cómo le cuesta esfuerzo.

Donde sí notaremos las limitaciones del hardware es en aplicaciones y juegos exigentes como el Asphalt 8 o Dead Trigger 2, aquí notaremos caídas de fps, lags y tiempos de carga largos. No obstante, no me he encontrado con ningún cuelgue ni cierre forzado. Al salir de estas apps, no obstante, habrá un par o tres de segundos en los que el teléfono seguirá dando algún tirón.

Como se puede ver en la tabla bajo estas líneas, la puntuación en AnTuTu y Geekbench no difiere demasiado con la de otros modelos con un hardware similar. En todos los casos los benchmarks se hicieron en su momento poco después de configurarlo y antes de descargar otras aplicaciones de terceros.

WIKO VIEW

ALCATEL IDOL 5

NOKIA 5

MOTO E4

PROCESADOR

Snapdragon 425

MediaTek MT6753

Snapdragon 430

MediaTek MT6737

RAM

3 GB

3 GB

2 GB

2 GB

ANTUTU

36.840

38.125

45.099

30.830

GEEKBENCH

Single Core: 680

Multi-core: 1.907

Single Core: 610

Multi-core: 2.326

Single Core: 670

Multi-Core: 2.849

Single Core: 557

Multi-Core: 1.569

Pasando al sensor de huellas, buenas noticias aquí, no sólo está presente (en la parte trasera), sino que funciona bastante bien. Su configuración es bastante rápida y en el uso diario es bastante ágil. El reconocimiento es rápido para la gama de teléfono en la que estamos y en apenas un segundo tendremos el teléfono listo para usar tras poner el dedo en el sensor.

2.900 mAh a los que se saca bastante provecho

Duocapturas 1

Teniendo en cuenta que estamos ante un teléfono cuya pantalla es de 5,7 pulgadas, uno puede pensar que, por mucho que tenga sólo resolución HD, 2.900 mAh de batería son del todo insuficientes. El Wiko VIEW ha demostrado, durante estos días, que es capaz de sacar partido de esa batería y ofrecer una autonomía más que decente.

Un procesador Qualcomm eficiente, una "baja" resolución de pantalla y un software en el que no hay numerosas funciones corriendo en segundo plano ayudan a que podamos llegar al final del día sin despeinarnos. Al acabar la jornada, tras hacer el uso típico de ver y gestionar redes sociales, jugar de vez en cuando, navegar, hacer fotos, chatear y revisar los correos electrónicos, he llegado con una media de seis horas y algunos minutos de pantalla con un 35% de batería.

Teniendo en cuenta que es un móvil con una batería de 2.900 mAh, el Wiko VIEW aguanta con bastante dignidad hasta llegar al final del día.

Para aquellos usuarios que le dan mucha caña al smartphone utilizádolo continuamente, llegar al final del día va a ser muy complicado. Por muy eficiente que sea el procesador, si se le dedica mucho tiempo a los juegos, esas seis horas de pantalla se reducen hasta quedar en torno a las 4 y media.

Hay que destacar que en reposo el consumo es mínimo que, aunque parezca poca cosa, al final eso nos regala unos cuantos minutos de uso. PCMark ha conseguido llegar a las nueve horas y media, que es alrededor de un 50% más de lo que he podido sacar yo en el uso cotidiano, pero los cambios en el brillo de la pantalla o ejecución de aplicaciones más exigentes hacen que la batería se gaste más rápido.

En la imagen que podrás ver debajo dejamos una comparación de los resultados que ha arrojado PCMark en distintos móviles que cuentan con unas especificaciones y batería no muy lejanas a las de este móvil. En ella, se puede ver cómo queda por encima (en algunos casos la diferencia es muy notable) de otros teléfonos.

Wiko UI: personalización notable y algo de bloatware

Triocapturas 3

Si ya has leído el análisis del Wiko Upulse, el software que encontraremos en este teléfono no se aleja mucho. Seguimos teniendo bastante personalización sobre Android 7.1.2 Nougat y algo de bloatware. En la configuración inicial, además, el usuario puede elegir instalar aplicaciones de la propia tienda del fabricante, que son en su mayoría para algún tipo de utilidad, de entretenimiento y juegos.

Se han eliminado algunas cosas como la sugerencias de aplicaciones al abrir una carpeta, pero se mantiene la pantalla en la parte izquierda con las noticias y aplicaciones favoritas. Siguen estando algunas como los gestos con la pantalla apagada y los gestos inteligentes. También vemos algunas aplicaciones preinstaladas que resultan poco útiles y que nos dejan un total de 22 GB disponibles (la versión que analizamos es la de 32 GB).

Algunas de ellas sonm por ejemplo, 360 Security, News Republic, Bloqueo de carpetas o Bloqueo de aplicaciones. Algunas de ellas, por suerte, pueden desinstalarse, como 360 Security, pero otras, en cambio, han de quedarse, como las de Bloqueo de carpetas y aplicaciones. No obstante, gracias a ese añadido de privacidad, las dos últimas apps mencionadas pueden resultar muy útiles para cualquiera.

En el Wiko VIEW, el fabricante ha hecho una pequeña limpieza, pero todavía quedan bastantes funciones y bloatware en el dispositivo

Ahora la barra de navegación es más fina, lo que nos deja un poco más de pantalla para ver lo que hay. Para aprovechar el sensor de huellas, podemos configurarlo para abrir apps desde la pantalla apagada, y funciona bastante bien, sólo necesita un pelín más de tiempo para que, en el mismo toque, desbloquee la pantalla y ejecute la aplicación que tengas configurada.

En general, el movimiento por la interfaz es bastante fluido y estable, si bien al salir de alguna app o juego muy exigente notamos un ligero lag durante unos segundos. La entrada a los ajustes o al cajón de aplicaciones se produce sin el menor problema, la personalización no influye en el rendimiento del dispositivo.

Fotos con buena luz, pero con unas sombras muy oscuras

Img 20171005 154330

El Wiko VIEW cuenta con un único sensor trasero de 13 megapíxeles con apertura f/2.0, mientras que la cámara delantera asciende hasta los 16 megapíxeles de resolución. Las sensaciones, en general, son buenas con la cámara de este smartphone gracias a un comportamiento correcto en todas las situaciones.

Durante el día vemos que se asemeja a muchos otros móviles, buena captación de luz pero con un rango dinámico que deja que desear. La captura de imágenes, es bastante rápida, al igual que el enfoque.

Img 20171005 155143

El HDR en este caso no tiene tanto protagonismo como en otros teléfonos. Sí que mejora la calidad, pero no se nota demasiado ese incremento de calidad cuando miramos a las zonas de sombras. Aquí, además, la captura le lleva entre uno y dos segundos, pero tarda un poco más en guardarse en la galería.

Comparacionhdr 1 Como puede verse, el HDR no mejora apenas las zonas de sombras

En interiores, como es habitual con esta clase de móviles, la calidad es inferior a las hechas en la calle, pero el software hace un trabajo decente en la reducción de ruido en aquellas zonas que están algo más oscuras. El enfoque y disparo sigue siendo rápido y fiable, al igual que sucede en los exteriores.

Img 20171006 160241 Muy buen detalle de la perra, aunque al ampliar en la zona del mueble puede verse un poco de ruido al ampliar

En las fotos nocturnas también podemos estar contentos si las condiciones de luz son decentes. El ruido es escaso, pero aparece un ligero efecto acuarela. Aunque más lentos, el enfoque y la captura son rápidos para tratarse de condiciones de poca luz, aunque si usas modos como el HDR o el nocturno, obviamente, te encontrarás con que el tiempo se incrementa.

Img 20171006 004735

La aplicación de cámara es bastante práctica, muestra lo que necesitarás en la mayoría de situaciones. En este caso, no obstante, se aprovecha el formato 18:9 para mostrar una franja a la izquierda que muestra cinco fotos (haciendo la foto en horizontal, como en la captura). El funcionamiento, como es de esperar, es fluido, podremos acceder a las diferentes funciones con bastate agilidad.

Captura De Pantalla 20171005 162706 A la izquierda puede verse un carrusel que muestra las cinco últimas fotos hechas.

Wiko VIEW, la opinión de Xataka Android

El Wiko VIEW ha dejado, en general, la sensación de ser un móvil equilibrado con el que un usuario medio puede estar satisfecho. Es una apuesta bastante sólida si lo que se busca es un phablet de tamaño contenido gracias a sus finos bordes, un formato 18:9 que no dejará indiferente a nadie y un precio por debajo de los 200 euros.

El punto que más me ha sorprendido ha sido el de la batería, no esperaba que aprovechara tan bien esos 2.900 mAh teniendo una pantalla tan grande. Vale, no es para tirar cohetes, llegarás al final del día y poco más, pero de primeras uno puede pensar que va a pasar apuros para llegar a la noche sin que el teléfono le avise de que le queda poca carga.

El Wiko VIEW es un móvil bastante equilibrado que ha mejorado respecto a modelos anteriores y que no resulta una mala opción si quieres un móvil de menos de 200 euros.

El formato de pantalla es lo que puede quedar más a gusto de cada uno. Hacer que un móvil de 5,7 pulgadas tenga tan buen agarre por ser tan estrecho está bien, pero esa sensación de que no se usa tanto debido a las pocas aplicaciones que se han adaptado hasta ahora a este formato puede estropear la experiencia de uso.

Apostar por un procesador Snapdragon es una declaración de que se busca un buen rendimiento, sobre todo si le acompañas de 3 GB de RAM. Si bien no habrá problemas en las tareas diarias, a la hora de ejecutar juegos la cosa no irá tan bien, nos encontraremos algo de lag y caídas de fps que pueden molestar un poco.

En definitiva, nos encontramos con un móvil equilibrado, que ha aprendido de algunos de sus errores y que se ha subido al carro de los móviles con pocos marcos y formato de pantalla 18:9 con buen pie. Es un teléfono que, para usuarios no muy exigentes, puede estar bastante bien si gustan de pantallas grandes pero que sean contenidos por su escasez de bordes. A continuación, como siempre, dejamos nuestras notas y valoraciones.

7,2


Diseño7,5
Pantalla7
Rendimiento7,25
Cámara7
Software7
Autonomía7,5

A favor

  • Buena autonomía
  • Compacto para tener una pantalla de 5,7 pulgadas
  • Buen agarre gracias a lo estrecho que es

En contra

  • Cámara con un rango dinámico pobre
  • Pantalla con un brillo escaso

El teléfono ha sido cedido para las pruebas por Wiko. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas
Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio

Ver más artículos

Inicio