El 'notch' es una chapuza y Android P lo demuestra

El 'notch' es una chapuza y Android P lo demuestra

Publicidad

Cuando el último diseño de iPhone marca las pautas para el diseño de varios elementos de Android, mal vamos. Dicho esto sin quitarle mérito a Essential, que fue anunciado tres cuatro meses antes y ya tenía una isleta. El problema era evidente desde un principio ¿cómo adaptar el contenido en la pantalla para evitar una parte tapada?

La solución más obvia la vimos ya hace tiempo en el propio Essential: hacer la barra de estado tan alta como el 'notch'. Si no puedes con ellos, únete, y ante la inminente invasión 'notch' en Android Google ha reciclado la misma solución para Android P. El problema es que causa efectos secundarios incluso para quellos que no tienen notch.

El reloj, a la izquierda

Relojj

Técnicamente, que el reloj esté a la izquierda es una opción igual de válida que cualquier otra, aunque teniendo en cuenta que lleva en la derecha desde 2008, se podría pensar que el cambio no se haría tan a la ligera o al menos se daría la opción al usuario de cambiarlo.

Sin embargo, no hay opción. System UI Tuner no está por ninguna parte (al menos en esta Developer Preview), y ningún ajuste en las opciones te permite cambiar su posición, ni siquiera en las opciones para desarrolladores. A no ser que Google cambie de parecer en próximas Developer Preview o de cara a la versión final, el reloj de Android está ahora a la izquierda, y punto.

¿Y por qué está el reloj a la izquierda? Pues básicamente porque no cabe en otro sitio. Android P se adapta a pantallas con o sin 'notch', pero por homogeneizar la posición del reloj y que no cambie de un teléfono a otro, se ha tenido que tomar como base la opción más restringida (las pantallas con 'notch') para calcular dónde cabe. A la izquierda.

Notchcabe En la derecha 'notch' caben más cosas

Mientras que estamos acostumbrados a que no se muestren todos los iconos de notificaciones (más que nada porque pueden ser infinitos), los iconos de estado de la derecha son perennes. Tener que desplegar la barra para saber si tienes activado Bluetooth o cuánta intensidad de red tienes sería impensable, por lo que "el suelo" del lado derecho está más cotizado que el izquierdo.

No cuesta mucho llenar el lado derecho de iconos (sobre todo en móviles con dos SIM) así que el reloj ha tenido que meter sus cosas en una caja de cartón y mudarse a su nuevo apartamento, compartiendo habitación con notificaciones que vienen y van.

Menos notificaciones

Cutout

Como es obvio, cuando la pantalla de Android P se adapta a un diseño con 'notch' el número de notificaciones que se puede mostrar como icono se reduce. Android P incluye tres preconfiguraciones para tres tipos de 'notch' (nota, Android los llama cutout o recortes).

  • Narrow display cutout: es el más pequeño y discreto de todos, similar al del Essential.
  • Tall display cutout: es parecido al anterior pero más alto y ancho.
  • Wide display cutout: es similar al del iPhone X, muy ancho pero no demasiado alto.

Estas tres configuraciones serán validas para la mayoría de las configuraciones de 'notchs' ahí fuera y la principal diferencia entre ellas es la limitación del espacio disponible para iconos. El problema es que esto te afecta incluso si tu pantalla no tiene notch: el espacio se ha reducido igualmente.

Notches Android P y el número máximo de iconos de notificaciones que se muestra con las distintas configuraciones

Con las configuraciones de 'notch' más pequeñas puedes ver cuatro iconos de notificaciones, pero la lista se reduce aun más con el 'notch' alargado, que solo muestra tres iconos. Y, si has logrado comprar un teléfono que no tenga la pantalla cortada, el número se reduce igualmente: el máximo de iconos en la barra de estado de Android P es de cinco. El centro queda más o menos libre, con o sin ceja.

Oreo Y P Oreo y P

Este es un comportamiento totalmentemente distinto al de Android Oreo, en donde los iconos de notificaciones llegan hasta el infinito y más allá. El numero máximo de iconos de notificación que he logrado añadir han sido diez iconos. Si bien no recomiendo a nadie tener tantas notificaciones a la vez, y no es lo normal, es posible que esos cinco para pantallas sin 'notch' se queden cortos a más de uno.

La barra, el doble de gruesa

Barraestado Altura de la barra de estado en las distintas configuraciones.

Otro efecto secundario del 'notch' es la barra de estado. Aquí Google ha tenido que rendirse a la evidencia de que es imposible contentar a todos con un único diseño, y hay dos alturas distintas: normal y XL. La altura de la barra de estado en pantallas con notch es el doble al de una pantalla normal.

Esto supone que pierdes unos pocos píxeles aprovechables por las aplicaciones, que es por otro lado lo que se nos está vendiendo con las pantallas expandidas. Es decir sí, la pantalla es más grande y ocupa gran parte del terminal, pero a ese espacio extra no se le da demasiado uso.

El espacio extra, desaprovechado

Youtube Un vídeo a pantalla completa en YouTube

Al final, tener algo en mitad de la pantalla no tiene soluciones mágicas: o tapas por completo el área con la barra de estado o una franja negra, o la pestañita acabará tapando contenido de la aplicación. No hay más.

Notch

Aplicaciones como YouTube o Google Chrome cubren el 'notch' con franjas negras, y en general solo podrás aprovechar ese espacio extra para el fondo de pantalla del móvil y alguna aplicación que otra que muestre contenido sobre la barra de estado semitransparente. Lo cual, dicho sea de paso, no es que quede demasiado bien.

En la imagen a la derecha de este texto puedes ver el resultado cuando el contenido de la aplicación aprovecha toda la pantalla, en este caso con un extra de confusión por ser texto.

En otras aplicaciones como Google Fotos, por defecto no se muestra la imagen en toda la pantalla (se añaden franjas negras), pero lograrás ver el 'notch' cuando hagas zoom.

El efecto es aceptable cuando la pantalla está en vertical y el 'notch' está asimilado en la barra de estado, pero este equilibrio frágil se desmorona tan pronto como giras el terminal.

Con el terminal en horizontal ya no hay por dónde verle la gracia al 'notch', pues se encuentra entonces en uno de los laterales y supone que recibirás unas generosas franjas negras para tapar el desaguisado.

Bien por Google, mal por el 'notch'

Antes de terminar quiero recalcar que mi crítica no es contra Google o el soporte para el 'notch' en Android P. Al contrario, la verdad es que me sorprende que se haya incorporado tan rápido dentro de Android, y Google lo único que ha hecho es preparar el sistema para evitar las aberraciones que estaban generando los fabricantes.

Cortados Iconos y hora cortada. 'Notch', gracias

Con Android P en teoría no veremos esto, pero también tenemos que tener en cuenta cuánto tardan las versiones nuevas de Android en llegar al público general. La versión final Android P llegará sobre septiembre u octubre de este año. A Nougat le costó un año ser la versión más usada y Oreo va por el mismo camino. No tenemos ningún motivo para pensar que Android P no tendrá una cuota de uso ridícula hasta por lo menos bien entrado 2019.

El problema es que la fiebre por el 'notch' empezó con el iPhone X y es ahora cuando están apareciendo mil y un teléfonos con 'notch', que se pasarán por lo menos un año sin Android P. La solución de Google al 'notch' ha sido rápida, pero el problema endémico de lentitud de actualizaciones hará que la aplicación de la misma sea lenta.

Junta todo esto a los rumores de que Apple eliminará el 'notch' en 2019 y puedes predecir lo inevitable: lo más seguro es que cuando Android P esté en la mayoría de teléfonos, el 'notch' ya haya pasado de moda. Con suerte...

En Xataka Android | Es hora de que hablemos de las pantallas sin bordes

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio